El optimismo de los negocios en Alemania se incrementó por sexto mes consecutivo, de acuerdo a un sondeo muy bien revisado que muestra que la economía más grande de Europa se resiste a salir perjudicada por los problemas de deuda que padecen algunos países de la región.

El índice del instituto de clima de negocios Ifo publicado el viernes subió a 109,9 puntos de 109,8 del mes previo, superando las expectativas del mercado que preveían una caída ligera.

Las perspectivas económicas alemanas miran hacia arriba luego de que el país pasara por una revisión lenta durante el invierno. La economía se redujo 0,2% durante el cuarto trimestre, aunque los principales institutos económicos incrementaron su previsión para el 2012 a 0,9% del 0,8% que predecían el año pasado.

Ambas partes del índice — cálculo de las condiciones actuales y expectativas para los próximos seis meses — iban hacia arriba. El opinión mejoraba tanto entre firmas industriales, que suelen estar orientadas a las exportaciones en Alemania, y entre los minoristas, que dependen de la demanda doméstica. Según economistas, la baja tasa de desempleo en Alemania de 5,7% le da la confianza necesaria a los trabajadores para seguir gastando su dinero en tiendas.

"La economía alemana se muestra robusta a sí misma", dijo el director del instituto Ifo Hans-Werner Sinn.