Novak Djokovic perdió su saque cuatro veces antes de superar el viernes 6-4, 6-2 a Robin Haase para avanzar a las semifinales del Masters de Montecarlo, un día después de la muerte de su abuelo.

El serbio lució distraído por momento contra Haase, desperdiciando una primera oportunidad de sacar por el partido con el marcador 5-1, antes de romperle el saque a su oponente holandés por séptima vez en el partido.

El triunfo mantuvo a Djokovic encaminado a una final contra Rafael Nadal, el siete veces campeón defensor que avanzó al despachar 7-5, 6-4 al suizo Stanislas Wawrinka.

El español ha ganado sus 40 últimos partidos en Montecarlo. En la siguiente ronda chocará con el francés Gilles Simon, quien superó 7-5, 6-4 a su compatriota Jo-Wilfried Tsonga.

Djokovic dijo que pensó en retirarse antes de su partido del jueves por la tercera ronda, que se disputó unas pocas horas después de recibir la mala noticia familiar.

"Sí, lo pensé. Pero soy un profesional y la vida continúa", señaló. "Sé que ahora no puedo cambiar nada. Obviamente, la vida te da y te quita. Es el ciclo normal de la vida. Yo era muy apegado a él, así que fue una gran pérdida para mí".

"Cualquier momento es un mal momento para recibir esa noticia. Hoy me sentí un poco mejor, pero de todas formas tuve muchos altibajos emocionales durante el partido. Llegué a las semifinales, que es un gran resultado tomando en cuenta las circunstancias".

Debido a sus compromisos deportivos, Djokovic no podrá volver a Serbia para el funeral.

"No, es imposible. En realidad es algo muy sensible para hablar al respecto", agregó. "Cada religión tiene una manera distinta de proceder, con los funerales, con la vida misma".

Djokovic perdió un total de 16 puntos en su usualmente inquebrantable primer saque.

"Es difícil jugar al tenis sintiéndome así", señaló Djokovic, quien recordó a su abuelo como "un gran hombre, y sé que él me sigue apoyando desde el cielo".

Djokovic enfrentará en semifinales al checo Tomas Berdych, quien aprovechó los errores de Andy Murray y lo derrotó 6-7 (4), 6-2, 6-3.

Murray tuvo problemas casi todo el encuentro, en el que salvó siete puntos de quiebre — entre ellos cuatro puntos de set — para ganar una primera manga que pintaba para Berdych.

El británico, tercer preclasificado, ajustó su forma de jugar para tratar de contrarrestar a Berdych pero abusó del drop shot, y el checo le rompió el saque en dos ocasiones en el segundo set y otras tres veces en el tercero.

Berdych ganó en su primer punto de partido con una devolución de derecha.

"Jugó muy, muy bien", comentó Murray. "Cada vez que pierdo un partido, me preguntan, '¿qué hiciste mal?' A veces el oponente juega bien. El jugó extremadamente bien hoy. Dictó muchos de los puntos, jugó sus tiros, sacó muy bien".

Berdych consiguió su cuarto triunfo en seis enfrentamientos contra Murray, a quien también derrotó hace dos años en la cuarta ronda del Abierto de Francia.

"Es frustrante cuando pierdes un partido y tu oponente te impide generar oportunidades", apuntó Murray. "Cuando enfrentas a alguien que está arriesgándose, y obteniendo resultados, sin cometer muchos errores, simplemente no puedes contrarrestar".

De todas formas, Murray sacó conclusiones positivas de su primer torneo de la temporada en arcilla.

"Es un proceso bastante lento. Nunca voy a tener mi mejor desempeño (en arcilla) de inmediato", indicó. "Fue un comienzo decente. El nivel del partido de hoy fue bastante bien. Simplemente cometí más errores que de costumbre".