La policía uruguaya buscaba recapturar el jueves a trece menores internados en dependencias oficiales por delinquir que se fugaron un día después de que dirigentes políticos entregaron más de 300.000 firmas para reducir de 18 a 16 años la edad de imputabilidad.

El presidente del Instituto del Niño y del Adolescente, Javier Salsamendi, declaró a la prensa que "esta fuga es un hecho desgraciado, aislado, con características extrañas, muy extrañas, por lo que nos transmiten las autoridades del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente".

Las autoridades informaron que entre los menores fugados hay uno acusado de asesinato, once supuestos autores de rapiñas y otro adolescente internado cautelarmente que esperaba una sentencia.

El miércoles los trece menores limaron las rejas de una ventana, descendieron un piso y lograron huir sin que los guardias lo notaran.

El Instituto del Niño y del Adolescente pasó de 1.040 fugas en 2009 a 800 en 2010 y finalizó 2011 con 120 fugas. Si se comparan las fugas ocurridas en el primer trimestre del año pasado con el de este año, éstas cayeron 97%.

El martes, dirigentes políticos de los partidos Nacional y Colorado, principales de la oposición, entregaron en el congreso 367.609 firmas de ciudadanos reclamando un plebiscito para reducir la edad de imputabilidad de los menores y crear un organismo especializado de recuperación. Las firmas pasarán a estudio de la Corte Electoral y todo parece indicar que el plebiscito se realizaría junto con las elecciones presidenciales de octubre de 2014.

"Es un hecho muy raro en la coyuntura política en que se da", dijo a la prensa el presidente del gremio del Instituto del Niño y del Adolescente, José Lorenzo López. Agregó que "justo esto se da en un momento de la coyuntura política particular y nos parece que tiene que ser investigado también".