Gracias al repique de un teléfono, el cual mostró en pantalla que la llamada entrante provenía de la "mamá del bebé", la policía en Michigan pudo rastrear a un presunto ladrón, dijo esta agencia del orden público.

Investigadores en Bay City señalaron que se encontró un teléfono celular en el terreno de un minisupermercado después de que alguien entró por la fuerza al lugar en septiembre. Cuando el aparato sonó los agentes miraron la identificación de la persona que llamaba y respondieron el teléfono.

La mujer que estaba realizando la llamada dijo que el aparato pertenecía a Kyle Schmiege pero que había sido robado recientemente. Durante su investigación, la policía vinculó a Schmiege con el robo en una casa, ocurrido en febrero de 2011.

Schmiege se declaró culpable del cargo de invasión de propiedad en segundo grado. MLive.com reportó el miércoles (http://bit.ly/IKyTwr) que Schmiege, de 20 años, fue sentenciado a entre 23 meses y 15 años en prisión, acreditándole casi cuatro meses ya cumplidos tras las rejas.

Bay City se ubica aproximadamente 185 kilómetros (115 millas) al noroeste de Detroit.