El ex candidato a la presidencia de la FIFA, Mohamed bin Hammam, tendrá que esperar dos meses por el veredicto de su apelación a la suspensión vitalicia del fútbol que le impusó el organismo por supuestos sobornos.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) dijo que los abogados de Bin Hammam y la FIFA no solicitaron un veredicto urgente, por lo que el grupo de jueces que atiende el caso espera tener un fallo a fines de junio, luego de dos días de audiencias que culminaron el jueves.

Bin Hammam no acudió a las audiencias, en las que se examinó la evidencia de la FIFA de que votantes caribeños recibieron 40.000 dólares en efectivo en mayo del año pasado para votar por el qatarí en la contienda presidencial contra Joseph Blatter.

El abogado de Bin Hammam, Eugene Gulland, leyó un comunicado en el que reiteró la inocencia de su cliente.

Bin Hammam "presentó un caso sólido y tiene mucha esperanza de que el tribunal decida... que la FIFA no demostró las acusaciones en su contra", dijo Gulland, quien rehusó contestar preguntas.

El equipo legal de la FIFA, encabezado por Antonio Rigozzi y Adam Lewis, no hizo comentarios al salir del tribunal.