Una joven de 17 años fue acusada por las autoridades puertorriqueñas de asesinato premeditado por presuntamente matar a un hombre que ella dice intentó manosearla.

La Policía afirma que Keishla Maya Figueroa golpeó el martes a José Pérez Green, de 54 años, con una roca en la localidad costera de Naguabo. El hombre murió posteriormente en un hospital.

La fiscal Enid Rivera dijo al periódico El Nuevo Día que Pérez estaba alcoholizado y que la adolescente pudo haber huido o pedido ayuda.

Los cargos contra Figueroa se levantaron el miércoles. No es claro si tiene abogado.

El portavoz del Departamento de Justicia Fidel Rodríguez dijo el jueves que la joven está detenida bajo fianza de 50.000 dólares.