Nokia Corp. reportó el jueves que una competencia más dura de lo esperado le ocasionó una pérdida de neta de 929 millones de euros (1.200 millones de dólares) en el primer trimestre del año al desplomarse las ventas, incluidas las de teléfonos multiusos.

La pérdida se compara con una ganancia de 344 millones de euros del año pasado, mientras que los ingresos cayeron 30% a 7.400 millones de euros, frente a 10.400 millones en el 2011.

Las ventas netas de dispositivos se desplomaron 40% a 4.200 millones de euros, mientras que la facturación de teléfonos multiusos cayeron en más de la mitad, a 1.700 millones, y la compañía dio un panorama sombrío.

La fabricante de teléfonos celulares informó que los márgenes operativos en el segundo cuarto serían "similares o menores al nivel negativo de 3% del primer cuarto de 2012", y que aceleraría la meta de recorte de costos de 1.000 millones de euros para el 2013.

La compañía finlandesa señaló que compartiría "mayores detalles tan rápidamente como sea posible".

El director ejecutivo Stephen Elop admitió que la compañía había enfrentado "retos competitivos mayores a lo esperado" y algunos mercados desafiantes, incluida Gran Bretaña.

"Sobrepasamos las expectativas en (algunos) mercados incluido Estados Unidos, pero ganar impulso en otros... ha sido más desafiante", indicó. "Estamos navegando a través de una transición significativa en la compañía en un ambiente de la industria que continúa evolucionando rápidamente".

Colin Giles, director de ventas globales desde enero de 2010, dejará la empresa debido a la reestructuración de la unidad de ventas, "reduciendo un nivel jerárquico en la administración de ventas", señaló un comunicado de Nokia.

La empresa ha sido líder en la fabricación de teléfonos móviles desde 1998, pero después de alcanzar una meta global de 40% de participación del mercado en 2008, su porción ha disminuido continuamente.

Nokia espera remediar la caída con su nuevo Windows Phone 7, el cual sacó al mercado en octubre, ocho meses después de que Elop anunció una sociedad con Microsoft Corp.

La compañía ha adoptado el sistema operativo Windows en sus teléfonos nuevos, eliminando progresivamente las plataformas MeeGo y Symbian, consideradas por muchos operadores como difíciles de manejar.

No obstante, las ventas de teléfonos inteligentes bajaron a 12 millones en el primer trimestre, respecto de 24 millones un año antes, mientras que la venta de teléfonos celulares cayó a 83 millones, en comparación con 108 millones en 2011.