Novak Djokovic jugó pocas horas después de enterarse de la muerte de su abuelo y derrotó el jueves 2-6, 6-1, 6-4 al ucraniano Alexandr Dolgopolov para avanzar a los cuartos de final del Masters de Montecarlo.

Rafael Nadal, campeón en Montecarlo los siete últimos años, aplastó después 6-1, 6-1 a Mijaíl Kukushkin. El español perdió apenas seis puntos en su saque y le robó el servicio al kazajo cinco veces.

Tras conseguir el triunfo en su primer punto de partido, el serbio se agachó apoyado en las rodillas, mientras Dolgopolov lo aplaudía en la red.

Djokovic luego pareció secarse lágrimas con el antebrazo, antes de apuntar con ambas manos al cielo.

"Creo que hizo un esfuezo fantástico hoy", comentó Nadal. "Significa que hoy tuvo mucha fortaleza mental. Lo felicito por lo que hizo esta tarde. Lo siento por él, lo siento por su abuelo. Se lo dije en el camerino".

El número uno del ranking mundial no acudió a la conferencia de prensa posterior al partido, y la ATP dijo que el tenista estaba muy afligido por la situación.

"Perdió a su abuelo hoy, justo antes del partido, y fue muy difícil para él jugar", informó la ATP en un comunicado. "Después que ganó, se sintió totalmente exhausto física, mental y emocionalmente".

Djokovic lucía preocupado cuando entró cabizbajo a la cancha, y desde el arranque fue evidente que estaba distraído. En el breve primer set, falló voleas fáciles, mandó tiros afuera y en dos ocasiones perdió su saque.

Andy Murray también avanzó a los cuartos de final después que Julien Benneteau se retiró por una fractura en el codo derecho y un esguince de tobillo.

Benneteau le dio problemas al británico en un primer set en el que ambos tenistas tomaron la iniciativa. Murray tenía ventaja de 6-5 cuando su oponente abandonó.

El francés dictó el ritmo en muchos de los rallies, dándole problemas al británico con su potente derecha y manteniéndolo atrás de la línea de fondo con sus buenos reveses.

"El estaba jugando bien, estaba dictando sus golpes y estaba haciendo un partido difícil", comentó Murray.

Sin embargo, Benneteau se cayó al tratar de alcanzar un tiro en la línea de fondo y podría perderse el Abierto de Francia por las lesiones.

"Me fracturé el codo derecho y me torcí el tobillo", comentó Benneteau. "Lo peor es la fractura, que significa al menos tres semanas de inmovilidad. Luego tendré que recuperar la sensación en el codo".

El argentino Juan Mónaco se lastimó un tobillo casi en el mismo lugar de la cancha hace unos días, y tuvo que retirarse de su encuentro frente al holandés Robin Haase.

Tras recibir tratamiento, Benneteau intentó seguir jugando, pero no pudo. Murray enfrentará en la siguiente ronda al checo Tomas Berdych, quien se recuperó de un comienzo titubeante para vencer 2-6, 6-2, 6-4 al japonés Keni Nishikori.

Berdych ha ganado tres de sus cinco enfrentamientos con Murray, incluyendo un triunfo en tres sets hace dos años en la cuarta ronda del Abierto de Francia.

"Juega con un estilo distinto cuando está en arcilla", señaló Murray. "Es muy potente".

Los franceses Jo-Wilfried Tsonga y Gilles Simon también se metieron entre los ocho mejores. Tsonga superó 7-6 (7), 6-2 al español Fernando Verdasco, y Simon se impuso 6-0, 4-6, 6-1 sobre el serbio Janko Tipsarevic.

En tanto, el holandés Robin Haase doblegó 6-2, 6-3 al brasileño Thomaz Bellucci.