Dos hombres armados de fusiles automáticos acribillaron a un grupo de hombres en un pueblo que el año pasado desafió a los traficantes de drogas y a los taladores ilegales, y mataron a ocho, dijeron las autoridades del oeste de México.

El portavoz de la procuraduría de Michoacán, Jonathan Arredondo, dijo que otros cuatro hombres resultaron heridos en el ataque perpetrado el miércoles en el pueblo de Cherán.

El pueblo indígena Purepecha que habita en Cherán asumió el año pasado la vigilancia de su seguridad en sus propias manos después que dos habitantes fueron asesinados por taladores, que afirmaron que estaban respaldados por el cartel de narcotraficantes conocido como La Familia.

Desde entonces, los pobladores levantaron retenes en los caminos y han patrullado su propio pueblo y sus bosques de pinos que le rodean.

Arredondo indicó que los hombres verificaban un reporte sobre actividad de tala ilegal cuando fueron atacados.