Un nacionalista puertorriqueño de 66 años que aguarda juicio por un robo cometido en 1983 es demasiado peligroso para que se le libere bajo fianza debido a que fue líder de un grupo responsable de actos violentos en nombre de la independencia de Puerto Rico, dijo la fiscalía federal estadounidense.

Norberto González Claudio era líder de Los Macheteros y tenía tres armas cargadas cerca de su cama, dijeron los fiscales. Cuando fue arrestado el año pasado, las autoridades dijeron que hallaron en su residencia un manual detallado para la fabricación de bombas.

González pidió ser puesto en libertad y argumentó que sus condiciones de detención restringen su comunicación mientras prepara la estrategia de su defensa. Su abogado alegó que no antecedentes delictivos y que es un "hombre gentil y afectuoso".

A González se le acusa de colaborar en el robo de 7 millones de dólares en un depósito de camiones blindados de Wells Fargo en West Hartford, en ese entonces el mayor robo de dinero en efectivo en la historia de Estados Unidos. Se declaró inocente de los cargos federales que incluyen asalto a un banco, asociación delictuosa y transporte de dinero robado.

La fiscalía reconoció que a González no se le acusa de participar directamente en el robo. Pero indicó que los otros 18 acusados enfrentan tal cargo, si bien varios de ellos se encuentran detenidos a la espera del inicio del juicio debido a su peligrosidad.

Los Macheteros perpetraron una serie de actos violentos a finales de la década de 1970 y principios de la década de 1980, incluyendo un ataque en 1979 contra un autobús que transportaba marineros estadounidenses que dejó dos muertos, un ataque en 1981 contra la base de la Guardia Nacional en Puerto Rico y los lanzamientos de misiles antitanque en 1983 y 1985 contra el edificio de la corte federal de San Juan, de acuerdo con la fiscalía.

González era un miembro en activo del grupo al momento del asesinato de los marineros y fue integrante del comité de liderazgo cuando se llevaron a cabo otros hechos violentos, subrayó la fiscalía.

Los fiscales agregaron que cuentan con "una gran cantidad de evidencia" del riesgo de que González huya y señalaron que el detenido permaneció fugitivo durante 25 años y evitó ser detenido usando una identidad falsa. La fiscalía indicó que debido a que enfrenta una sentencia que podría ser hasta de 265 años en prisión, González tiene motivos para huir.

González dijo en un legajo presentado el domingo que cumpliría con la promesa de presentarse en su juicio. Sus abogados nombraron a ocho personas de Puerto Rico dispuestas a firmar una fianza y dijeron que González tiene un hijo en Stratford, y que está dispuesto a fungir como custodio de su padre.