El ejército mexicano detuvo al alcalde de un pueblo del suroeste del país en compañía de hombres armados que presuntamente pertenecen a un cartel de las drogas, ante lo que el gobernante Partido de Acción Nacional reaccionó alegando que aunque había postulado al político, no era miembro del partido.

La Secretaría de la Defensa Nacional dijo el miércoles que el alcalde de Chinameca, Martín Padua, fue detenido el martes junto con cinco supuestos miembros del cartel de Los Zetas, armados con rifles y granadas.

Chinameca está cerca del puerto de Coatzacoalcos en la costa del Golfo de México en el estado de Veracruz.

Padua está detenido mientras autoridades investigan el caso y deciden si presentarán una acusación formal.

El Partido Acción Nacional dijo el jueves en un comunicado que aunque la boleta electoral lo mostraba como candidato del partido, Padua no era miembro del partido.

"El PAN condena las presuntas acciones delictivas de este alcalde", dice el comunicado, que añade que Padua fue detenido con un grupo del crimen organizado en una casa de seguridad después de un enfrentamiento con fuerzas federales.

Las leyes electorales en México no permiten candidatos independientes o escribir nombres en la boleta electoral, de manera que los partidos políticos postulan a candidatos, y a veces a personas ajenas al partido en estados donde no tienen mucha presencia.

El presidente Felipe Calderón emprendió una ofensiva armada contra los cárteles de drogas en diciembre de 2006. En 2009, su administración detuvo a 12 alcaldes y 23 autoridades en el estado occidental de Michoacán por presuntos vínculos con el crimen organizado. Los 25 servidores públicos fueron posteriormente liberados sin cargos.