El Banco Central de Brasil redujo la tasa referencial de intereses Selic a 9% anual, uno de los niveles más bajos de la historia, en un reconocimiento de que el país no enfrenta riesgos inflacionarios.

La decisión adoptada por el Comité de Política Monetaria del Banco Central la noche del miércoles mantuvo la tendencia de reducción iniciada a mediados del año pasado, cuando la tasa Selic estaba en 12,75%. En la sesión anterior, en marzo, el comité había reducido la tasa a 9,75%.

El comité "considera que, en este momento, permanecen limitados los riesgos para la trayectoria de inflación. El comité nota además que, hasta ahora, dada la fragilidad de la economía mundial, la contribución del sector externo ha sido desinflacionaria".

Aunque el Banco Central actúa con independencia, la decisión de reducir los intereses responde a presiones del gobierno de bajar las tasas de intereses para estimular la economía en momentos de crisis financiera global.

La actual tasa Selic de 9% es la más baja desde el período comprendido entre julio de 2009 y junio de 2010, cuando se mantuvo en 8,75%, el nivel más bajo de la historia. A partir de entonces, el comité subió la tasa sistemáticamente para contener las presiones inflacionarias, hasta alcanzar 12,25% en junio de 2011.

El gobierno también presionó a los bancos comerciales a reducir sus intereses al público para estimular el consumo y asegurar un crecimiento económico de más de 4% en el año.

Tres bancos privados cedieron el miércoles a la presión y anunciaron sendas reducciones en sus diferentes tasas. Se trata de los bancos Bradesco, Itaú y Santander.

Dos semanas atrás, los dos principales bancos comerciales estatales, Banco do Brasil y Caixa Económica Federal, habían disminuido sus tasas de interés en respuesta al llamado del gobierno.

Sectores productivos elogiaron la reducción en la tasa Selic pero consideraron necesario que los bancos privados bajen el costo del crédito mediante cortes en el llamado "spread" bancario, es decir, la diferencia entre tasa con que los bancos obtienen recursos y la que cobran por otorgar préstamos.

La Confederación Nacional de la Industria (CNI), principal agrupación del sector industrial, consideró acertada la baja de 0,75% en la tasa Selic pero insistió en que "el próximo paso es actuar en la reducción de los spreads bancarios".