El Congreso brasileño instaló el jueves una comisión de las dos cámaras legislativas para investigar las conexiones políticas de un hombre preso por dirigir una red de apuestas ilegales que aparece vinculado a partidos de la oposición y el oficialismo.

La comisión investigadora fue creada por pedido de legisladores de todos los partidos luego de que la prensa reveló grabaciones telefónicas que vinculan a Carlos Augusto Ramos, conocido como Carlinhos Cachoeira, con legisladores, gobernadores y empresas que prestan servicios al gobierno, en una extensa red de corrupción en la política brasileña.

La vicepresidenta del Congreso, Rose de Freitas, convocó una sesión conjunta de ambas cámaras legislativas para el martes con el fin de instalar los miembros designados por las diferentes bancadas para integrar la comisión y escoger a su presidente y relator.

Según el requerimiento de pedido de su creación, la comisión deberá investigar las prácticas criminales de Ramos, reveladas por la policía federal mediante grabaciones telefónicas.

Las grabaciones expusieron especialmente al senador Demóstenes Torres, quien debió renunciar al opositor partido Democratas ante las evidencias de contacto íntimo con Ramos, actualmente preso, al punto que supuestamente recibía dinero y regalos del líder de la red de apuestas y le pasaba información sobre temas de su interés discutidos en el Congreso.

Antes de las revelaciones en la prensa, Torres era considerado un paladín de la lucha contra la corrupción, con denuncias constantes de irregularidades en el gobierno.

Sin embargo, la información recabada por la policía colocó al senador en una posición delicada, al aparecer ayudando a Ramos a obtener contratos públicos en los cuales tenía interés.

Un informe del Procurador General de la República, Roberto Gurgel, indicó que Torres habría intermediado para que algunas alcaldías otorguen contratos de obras públicas a la constructora Delta, bajo orientación de Ramos.

Gurgel señaló en el informe que Torres sería un "socio oculto" de la empresa, que también tiene numerosos contratos de obras con el gobierno federal.

Las grabaciones revelan contactos y donaciones de Ramos para la campaña del gobernador del estado centro occidental de Goias, Marconi Perillo, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña. Ramos y Torres son del mismo estado.

Las redes de Ramos también alcanzaron al oficialismo. El gobernador del Distrito Federal, Agnelo Queiroz, del oficialista Partido de los Trabajadores, debió destituir a tres miembros de su gabinete por contactos con la red de apuestas y enfrenta presión de diferentes frentes por posibles vínculos con él.