Liderados por Boca Juniors y Newells' Old Boys, la mitad de los 20 equipos del Clausura argentino encaran la recta final del torneo encerrados en apenas seis puntos y con firmes pretensiones de campeón.

Cuando se juegue este fin de semana la 11ra fecha, ambos tendrán como rivales a conjuntos que están en ese lote de aspirantes: Boca visitará a Belgrano el domingo y un día después Newell's hará lo propio ante Arsenal.

Boca y Newell's tienen 20 puntos, seguidos por Arsenal, (18); Tigre (17); Vélez (un partido menos), Estudiantes y All Boys (16); Unión, Belgrano (15) y Colón (14), en una apretada tabla que tiene en el último lugar a Olimpo (7).

Boca, el equipo del técnico Julio César Falcioni, perdió la punta en soledad el sábado cuando cayó 2-1 con Tigre y Newell's, dirigido por el ex entrenador de Paraguay Gerardo Martino, aprovechó para hacerle compañía con la goleada 3-0 sobre Banfield.

Empeñados en la Copa Libertadores, en la cual avanzaron a octavos de final, los Xeneizes perdieron su invicto como visitantes después de 18 partidos, mientras los Rojinegros, que arrancaron el campeonato muy comprometidos con el descenso, se asomaron a la cima gracias a una cosecha de 16 puntos sobre 18 posibles.

"La caída con Tigre demuestra que si queremos llegar lejos debemos hacer un esfuerzo y jugar muy bien", dijo Juan Román Riquelme, quien maneja los hilos de Boca. "No somos más ni menos que nadie".

Tigre, tercero en la tabla pero metido en el descenso directo por el promedio de las tres últimas temporadas, recibirá al viernes a Olimpo, compañero de desgracias del equipo que irá a visitar.

Con Boca entre los candidatos y River Plate en la segunda división, resulta llamativo que a esta altura los otros tres equipos grandes figuren por la mitad de la tabla, como es el caso de Independiente (13), San Lorenzo (12) y Racing Club (9).

A Independiente al menos no lo acecha la sombra del descenso como a los otros dos: San Lorenzo está en Promoción, una zona que obliga a una serie de dos partidos con un equipo de la segunda división por un lugar en la máxima categoría, y Racing figura muy cerca de ella.

Independiente, que visitará el domingo a Godoy Cruz (9), aún está con el pecho inflado por haber causado estragos nada menos en que su eterno rival Racing: lo vapuleó 4-1 el sábado pasado y empujó la renuncia del técnico Alfio Basile.

Racing recibirá el sábado a San Martín y en lugar de Basile estará Luis Zubeldía, ex entrenador de Barcelona de Ecuador, quien debutó en la noche del miércoles con un triunfo 2-0 sobre Sarmiento de Resistencia, con un gol de penal del colombiano Giovanni Moreno, para dejar al equipo en los cuartos de final de la Copa Argentina.

Con Ricardo Caruso Lombardi en su tercer partido como técnico, San Lorenzo visitará el domingo a Banfield (9).

Caruso fue llamado en lugar de Leonardo Madelón para apagar el incendio que podría avecinarse con el descenso y ya cosechó un empate y un triunfo.

Además de sus tácticas, Caruso tiene otra estrategia para motivar al plantel: les hace diversos regalos y el miércoles convirtió el vestuario en una fiesta al sortear una computadora portátil y un televisor, y además prometió un automóvil si se salvan del descenso.

"Pero me parece que en cualquier momento me piden un departamento de cinco ambientes", destacó Caruso, un especialista en reflotar a equipos amenazados con perder la categoría, como ocurrió en Racing y Newell's, entre otros.

La fecha se completa con Colón-Argentinos (viernes); Vélez-Lanús, Rafaela-Estudiantes (sábado); All Boys-Unión (domingo).