Tres cuartas partes de la población pobre del mundo no poseen una cuenta bancaria debido a los costos, las distancias de traslado y la cantidad de trámites necesarios para obtenerla, según un informe del Banco Mundial difundido el jueves.

De acuerdo con la encuesta realizada por la empresa Gallup para el Banco Mundial durante 2011 a cerca de 150.000 personas en 148 países, más de 75% de los adultos que ganan menos de dos dólares diarios no utilizan los servicios de una institución financiera formal.

En América Latina, 21% de la población más pobre posee una cuenta en una institución financiera formal, triplicando al 7% que ese segmento registró en Medio Oriente y Norte de Africa pero por debajo del promedio mundial de 38%.

La inclusión financiera puede tener un efecto transformador, ya que evita el recurrir a prestamistas que suelen cobrar altas comisiones y facilita el inicio de actividades comerciales propias y la contratación de seguros, señaló el Banco Mundial en su informe.

"La prestación de servicios financieros a los 2.500 millones de personas que no están bancarizados podría reforzar el crecimiento económico y las oportunidades de las personas pobres de todo el mundo", dijo el presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick.

Agregó que "si se aprovechan las posibilidades de los servicios financieros, realmente se podrá ayudar a las personas a afrontar costos de educación, ahorrar para adquirir una vivienda o abrir un pequeño negocio que ofrezca trabajo a otros".

Las mujeres son las principales perjudicadas por la falta de acceso a los servicios financieros, ya que sólo 37% de las mujeres de países en desarrollo tienen cuentas bancarias, en comparación con 46% de los hombres.

La brecha es aún mayor entre los pobres: las mujeres que viven con menos de dos dólares diarios tienen un 28% menos de posibilidades que los hombres de tener una cuenta bancaria.

En América Latina los hombres superan a las mujeres 44% a 35%.

En cuanto a la inclusión bancaria de la población total, América Latina registró 39% duplicando el 18% de Medio Oriente --la región con mayor exclusión-- pero por debajo del promedio global de 50%.

Para elaborar esta encuesta, Gallup realizó entrevistas en persona en aquellas naciones con cobertura telefónica menor al 80% de la población. En la mayoría de los casos, las entrevistas se completaron en un periodo de entre dos y cuatro semanas. El margen de error promedio es de 3,9 puntos porcentuales.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com./luisalonsolugo