Mientras los Celtics se tambaleaban hacia los vestuarios en el medio tiempo luego de ser vapuleados en un asalto que empató el récord de la NBA en tiros de tres puntos, la música resumía a la perfección la forma en que se deben haber sentido.

El nombre de la canción era "You Dropped a Bomb on Me" (Me echaste una bomba), y eso fue lo que hizo Carmelo Anthony junto con los Knicks.

Anthony acumuló 35 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias para apuntarse el martes el segundo triple doble en su carrera y los Knicks de Nueva York encestaron 19 triples para mantener viva la esperanza del título en la División Atlántico con un triunfo de 118-110 sobre los Celtics de Boston.

JR Smith y Steve Novak anotaron cada uno 25 tantos por los Knicks, que se sobrepusieron a la mayor producción de Paul Pierce en la temporada con 43 puntos y se adueñaron en solitario del séptimo lugar en la Conferencia Este. También redujeron a tres juegos y medio la ventaja de Boston en la división.

Novak conectó ocho triples en el juego con más anotaciones de su carrera. Smith hizo sus siete triples durante la primera mitad, igualando un re*cord del equipo.

"Nuestra banca estuvo genial hoy", dijo Anthony. "Novak y JR se combinaron para 50 puntos desde la banca. Cuando juegan tan bien como hoy es difícil lidiar con ellos".

De ganar, los Celtics habrían logrado su quinto título consecutivo en el Atlántico.

En cambio, los Knicks dejaron pasmados a Boston al empatar el récord de 14 triples en una primera mitad en la que anotaron 72 puntos. También igualaron su marca de la temporada con 19 de 32 tiros desde la pintura. Tienen ahora foja de 14-5 con el entrenador interino Mike Woodson.

"No defendimos los triples en toda la noche", dijo Pierce. "Cavamos nuestro propio agujero, del cual no pudimos salir".

En Los Angeles, a pesar de que San Antonio había perdido la semana anterior frente a los Lakers, los Spurs encontraron la forma de sentirse mejor en la primera posición de la Conferencia del Oeste.

Tony Parker anotó el martes 29 puntos y consiguió 13 asistencias, y Tim Duncan sumó 19 puntos y ocho rebotes para que los Spurs de San Antonio le propinaran a los Lakers la peor derrota de la campaña 112-91 en Los Angeles.

Apenas seis días después de que los Lakers, sin Kobe Bryant, tuvieran una ventaja de 26 puntos durante una cómoda victoria en San Antonio, los Spurs respondieron anotando 18 puntos consecutivos en una impresionante racha durante el segundo período.

San Antonio terminó con una racha de cuatro victorias de Los Angeles al dominar un enfrentamiento entre líderes divisionales — aunque con Kobe Bryant en la banca por sexto partido consecutivo para descansar su espinilla.

"Nos fue igual de bien a nosotros como les fue bien a ellos en San Antonio", dijo el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich. "Los Lakers tuvieron el tipo de noche que nosotros tuvimos en casa cuando nos destrozaron. Tuvimos una buena noche y tuvimos un respiro: Busqué, pero no vi a Kobe en ningún lado. Creo que eso nos ayudó un poco".

El argentino Manu Ginóbili anotó 15 puntos en 26:22 minutos en cancha para que los Spurs mejoraran su posición en la cima de la Conferencia del Oeste con su cuarta victoria consecutiva. San Antonio se colocó juego y medio arriba de Oklahoma City (44-17) para tener el primer puesto en la preclasificación a la postemporada.

Popovich no sentó a sus estrellas en la banca esta ocasión, el segundo partido de tres en días consecutivos para el equipo y Duncan jugó 35 minutos, mientras que Parker 30.

"Luego del encuentro pasado, este juego era más que sólo un juego", dijo Duncan. "Nos gusta nuestra posición (en el Oeste), obviamente. Esperamos mantenernos en ella. Tenemos partidos difíciles, pero nos sentimos bien y seguimos sanos".

En otros partidos del día, Indiana venció 102-97 a Filadelfia; Detroit 116-77 a Cleveland, y Memphis 91-84 a Minnesota.