Los teatros de Londres están seguros de que las actividades culturales no se verán afectadas durante los meses dedicados a celebrar los deportes en los Juegos Olímpicos.

Los productores de la ciudad temían que los Juegos pudieran ahuyentar a la gente que planeaba viajar a Londres o visitar su distrito de espectáculos en el centro de la ciudad justo en la cúspide de la temporada turística.

La leyenda del teatro, Andrew Lloyd Webber, había predicho que habría una "masacre", pues dijo que varias obras se interrumpirían durante los Juegos Olímpicos, que se celebrarán del 27 de julio al 12 de agosto.

Pero ahora las cosas son diferentes.

"Había un factor de miedo, no se sabe cómo serán las cosas", dijo el miércoles la productora de teatro Nica Burns. "Ninguno de nosotros en Londres hemos vivido un Londres durante los Juegos Olímpicos, ni la gente que se encarga del transporte público, ni la ciudad en general".

Pero Burns dijo que la comunidad teatral luchó para presentar su situación ante los organizadores olímpicos y las autoridades de la capital, quienes han hecho un esfuerzo para informar a los turistas de los atractivos fuera de los deportes que la ciudad puede ofrecer.

"El teatro siempre luchará para mantener su lugar y eso es exactamente lo que hicimos", agregó Burns.

Los organizadores olímpicos iniciaron la cuenta regresiva de 100 días el miércoles con una presentación en Trafalgar Square, donde decenas de actores bailaron energéticamente en medio del sol y la lluvia.

"Será un verano que recordaremos para siempre", dijo el director de teatro y cine Stephen Daldry, quien es además productor ejecutivo de las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos. "Estamos aquí para celebrar los deportes, para celebrar la cultura y para celebrar a Londres. Es un gran escenario y estará alrededor de todos nosotros".