El gobierno suizo anunció el miércoles que amplió sus sanciones financieras contra Irán al congelar los bienes de otras empresas y personas iraníes.

El gabinete suizo indicó que la medida contra otras ocho empresas y tres individuos fue impuesta un día antes y "lleva a Suiza a cumplir ampliamente con las medidas restrictivas" que la Unión Europea adoptó en enero.

La nación europea había congelado previamente cuentas iraníes en Suiza siguiendo las sanciones impuestas por las Naciones Unidas a la república islámica a causa de su programa nuclear.

Los bancos suizos han sido acusados repetidamente de permitir que empresas e individuos cercanos al gobierno iraní hagan negocios por medio de cuentas en Suiza.

Funcionarios suizos dijeron que decidirán más adelante si prohibirán o no las importaciones de petróleo iraní.