El gobierno de Puerto Rico canceló todos los permisos que le había concedido a una empresa para construir un criadero de monos en el sur de la isla.

La Junta de Permisos e Inspección de Uso de Tierras argumentó en su nueva decisión que los terrenos no son aptos para ese proyecto. La medida pone fin a una gestión de casi tres años de Bioculture Ltd. para construir la instalación.

La Suprema Corte de Puerto Rico anuló el proyecto a principios de año cuando Bioculture Ltd. apeló una decisión similar de un tribunal inferior.

El proyecto de la empresa ha sido rechazado por organismos populares. Wilson Nazario, vocero de una comisión civil, afirmó el miércoles que Bioculture Ltd. construyó ilegalmente varias estructuras.