La Opera de la Ciudad de Nueva York regresará a sus raíces en el teatro New York City Center en marzo tras una ausencia de 48 años, y dividirá la temporada 2012-13 entre su antiguo hogar y la Brooklyn Academy of Music (BAM).

Tras abandonar el Lincoln Center a mediados del año pasado debido a la falta de fondos, la Opera de la Ciudad usó tres foros esta temporada, comenzando por la BAM, el Teatro Gerald W. Lynch de la Universidad John Jay y el próximo mes en El Museo del Barrio.

"Creo que aplicamos con éxito nuestro nuevo modelo para la compañía, y la Opera de la Ciudad de Nueva York está asentada sobre terreno firme", dijo el presidente Chuck Wall.

Al igual que en la temporada actual, la de 2012-13 consistirá de una programación abreviada de de cuatro óperas con cuatro representaciones cada una. La próxima temporada incluye nuevas puestas en escena de "Powder Her Face" de Thomas Ades, "Otra vuelta de tuerca" de Britten, "Moisés en Egipto" de Rossini y "La Perichole" de Offenbach.

Construido en 1923, bautizado al principio como Mecca Temple y conocido por muchos años como City Center of Music and Drama, el teatro en pleno centro de Manhattan fue el hogar de la Opera de la Ciudad en 1.447 representaciones de 108 óperas, desde "Tosca" de Puccini en 1944 a "La viuda alegre" de Lehar en 1965.

El gerente general George Steel dijo que el presupuesto de la compañía de cerca de 13,5 millones de dólares esta temporada, estuvo equilibrado por primera vez en 12 años. Mientras que su dotación se ha mantenido estable en el último año con 9 millones, en comparación a los 55 millones que tenía antes.

Steel espera que se agoten las entradas de las 16 presentaciones de esta temporada, con la ayuda de boletos de 25 dólares financiados por un donante. El gerente también espera ampliar las temporadas a entre 8 y 10 óperas.

"Nos ampliaremos en forma sustentable", dijo Steel.