El director de un museo de arte contemporáneo en Italia quemó dos pinturas en protesta por la falta de fondos.

Antonio Manfredi encendió el miércoles un cuadro de la artista napolitana Rosaria Matarese afuera del Museo de Arte Contemporáneo de Casoria, albergado en el sótano de una escuela pública en el centro de Nápoles.

Un día antes quemó una pintura de un artista francés. Ambos pintores habían dado su consentimiento.

Manfredi había amenazado con quemar las obras si el museo privado no recibía ayuda financiera.

Los museos italianos han sufrido de falta de fondos por décadas y las autoridades culturales del mundo dicen que la crisis económica ha complicado la dura situación. Las autoridades del Partído Democrático de centro-izquierda apelaron al gobierno el miércoles para que dé fondos al museo.