Tras su tumultuosa salida de Racing Club, el colombiano Teófilo Gutiérrez jugará para Lanús a partir de los octavos de final de la Copa Libertadores.

El presidente de Lanús, Nicolás Russo, anunció el miércoles la contratación del controvertido artillero a préstamo hasta el 30 de junio para jugar la Libertadores, en la que ese equipo está clasificado.

"De dinero no me gusta hablar, Teo viene a sumar y nada más", dijo Russo al canal deportivo TyC Sports.

Racing prescindió del delantero de la selección de Colombia el sábado tras la derrota 4-1 ante su archienemigo Independiente por el campeonato Clausura.

El presidente de Racing, Gastón Cogorno, reconoció un día después que tras el partido varios compañeros increparon a Gutiérrez, autor del gol, por haber sido expulsado por aparentemente insultar al árbitro. Fue la segunda roja que recibió en 10 fechas Gutiérrez, quien además se vio envuelto en otros actos de indisciplina.

Según coincidentes versiones de prensa, el capitán y arquero Sebastián Saja fue el más exaltado y llegó a golpear a Gutiérrez.

El enojo con "Teo" creció y el colombiano "sacó un arma" de su bolso para intimidar a sus compañeros, según declaró Cogorno.

Russo le restó importancia al tema.

"Inconvenientes hay en todos lados", destacó el dirigente. "Tengo las mejores referencias de Teo; es un jugador de muchísimo nivel".

Gutiérrez llega a un equipo en el cual varios jugadores lo tienen en la mira.

En el Apertura de 2011, cuando Racing y Lanús igualaron 1-1, "Teo" le tiró un manotazo al arquero de Lanús Agustín Marchesín, lo que provocó la ira de los compañeros del guardameta.

El propio Marchesín, ante versiones de que Gutiérrez desembarcaría en Lanús tal como ocurrió, dijo al diario Clarín del miércoles: "Lo que me hizo 'Teo' no habla de una buena persona. No me olvido lo que pasó dentro de la cancha".