El percusionista y cantante cubano Luis Abreu, fundador del legendario y tradicional grupo musical Los Papines, falleció el martes de un problema cardiaco. Tenía 73 años.

"Su corazón no sobrevivió ayer a una intervención quirúrgica a la que fue sometido", informó el miércoles el diario oficial Granma.

Abreu integró en 1963 el cuarteto original junto a sus hermanos Ricardo, conocido como Papín y quien le dio el nombre al conjunto, Alfredo y Jesús. Los primeros dos también ya fallecidos.

La agrupación, que se caracterizó por su riqueza rítmica, su improvisación y su ejecución de los ritmos afrocubanos, tocó inicialmente rumbas cubanas y después amplió su repertorio a boleros y sones, "interpretados en un estilo peculiar", destacó Granma.

Los Papines combinaron toque de tambores con canto y son considerados continuadores de la tradición de Chano Pozo, uno de los más grandes percusionistas cubanos que integró la orquesta de Duke Ellington y se vinculó con grandes del jazz como Dizzy Gilliespie y Ella Fitzgerald.

Canciones como "Esto no lleva batá", "Congas habaneras" y "Mi quinto entre otros" son algunos de los temas del repertorio de esta agrupación, que acumula una amplia discografía y numerosas actuaciones alrededor del mundo.