El Vaticano y un grupo separatista de católicos tradicionalistas parecen estar aproximándose a un acuerdo que significaría el retorno de este a Roma y el final de un cisma de un cuarto de siglo.

El vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, dijo el miércoles que la Sociedad de San Pío X ofreció una respuesta "alentadora" a las demandas del Vaticano de que acepte algunas enseñanzas básicas de la Iglesia.

El Vaticano rechazó por "insuficiente" la respuesta inicial del grupo el mes pasado, pero Lombardi dijo que la posición revisada representaba "un paso adelante". De todos modos todavía no se ha tomado ninguna decisión.

La Sociedad fue fundada por el ahora fallecido arzobispo ultraconservador Marcel Lefebvre en 1969 y se separó de Roma por su oposición a las reformas del Concilio Vaticano II, las reuniones de 1962-65 que modernizaron la Iglesia, revolucionaron sus relaciones con los judíos y permitieron la celebración de la misa en lenguas vernáculas en vez del latín.

En 1988, el Vaticano excomulgó a Lefebvre y a cuatro de sus obispos después que los consagró sin consentimiento papal. Los miembros de la Sociedad sostienen que las reformas del Concilio arruinaron la Iglesia y son responsables de la "crisis" de fe en el mundo actual. Se consideran los seguidores de la verdadera tradición católica y celebran la misa preconciliar en latín.

Benedicto, primero como cardenal y ahora como Papa, ha tratado de traer al redil el grupo, ansioso por prevenir un cisma mayor y la expansión de una Iglesia paralela preconciliar.

La Sociedad, que tiene su sede en Menzingen, Suiza, cuenta con seis seminarios, tres universidades y 70 escuelas primarias y secundarias en el mundo. Además de los cuatro obispos, dice tener más de 550 sacerdotes y 200 seminaristas.

En el 2007, Benedicto satisfizo una de las principales demandas de la Sociedad, flexibilizando las restricciones a la celebración de la misa en latín. Dos años después, el pontífice levantó la excomunión de los cuatro obispos.

En los años subsiguientes, el Vaticano y la Sociedad mantuvieron más de media docena de encuentros para tratar de zanjar las diferencias teológicas y doctrinales que los separaron, en un intento por reconciliar plenamente la organización separatista con la Iglesia. Esas gestiones culminaron en dos páginas con requisitos doctrinarios mínimos difundido por el Vaticano en septiembre para que la Sociedad los aceptara.

______

Nicole Winfield está en Twitter como www.twitter.com/nwinfield