El ministro de relaciones exteriores Walid Moallem afirmó el miércoles que su país está cumpliendo con el plan de alto al fuego planteado por el enviado especial Kofi Annan, pese a los continuos ataques del régimen a las áreas ocupadas por los rebeldes.

En una reunión con su homólogo chino, Yang Jiechi, Moallem dijo que el gobierno sirio "cumpliría y aplicaría" su compromiso para retirar sus tropas de las ciudades y cooperaría con los observadores de las Naciones Unidas que lleguen al país.

Siria "continuará cooperando con los esfuerzos de mediación del enviado especial Annan", destacó Moallem, en una declaración publicada por la cancillería de China.