Las Filipinas están violando la ley marítima al reclamar el arrecife en el Mar del Sur de China, dijo el gobierno chino y desestimó la petición de Manila de llevar la disputa a una corte internacional.

El portavoz del Ministerio del Exterior Liu Weimin dijo el miércoles que China tiene evidencia para demostrar que es dueña del arrecife donde navío militares de ambas naciones están frente a frente desde la semana pasada.

Según las Filipinas, el arrecife está dentro de los 370 kilómetros (230 millas) de la zona económica exclusiva del país que se reconoce en la Convención de Naciones Unidas sobre la Ley del Mar.

Liu dijo que el reclamo carece completamente de base.