Dos colombianos que se hacían pasar por médicos y otro que sí contaba con una licencia para ejercer como tal desfiguraron a varias mujeres a las que sometieron a operaciones de liposucción en Nueva York y Connecticut.

Las autoridades neoyorquinas informaron el miércoles que presentaron cargos contra Carlos Arango y William Ordoñez, quienes no cuentan con licencia médica, y contra el cirujano Marlon Castillo. Fueron acusados de fraude, práctica no autorizada de una profesión y asalto, entre otros cargos.

Enfrentan hasta siete años de prisión, anunció el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman.

Según el expediente judicial, los acusados recibían a mujeres en el Bellísima Full Service Spa del condado de Queens, en Nueva York, y las convencían para someterse a las operaciones en otras instalaciones de Manhattan o Connecticut a cambio de cientos de dólares.

Las operaciones eran liposucciones o transferencias de grasa a los glúteos y era realizadas sin anestesia general, dijeron las autoridades.

El expediente judicial nombra a tres víctimas, pero portavoces de la fiscalía general dijeron que se sospecha el número de mujeres operadas es mayor y se espera que éstas llamen a las autoridades para denunciar el crimen.

Castillo fue arrestado la semana pasada en Connecticut, mientras que Arango quedó bajo custodia de las autoridades en Florida. Ambos renunciaron al proceso de extradición y fueron traídos a Nueva York. Ordoñez sigue en libertad, dijo el fiscal general.