Venezuela criticó al gobierno estadounidense por su postura sobre la añeja disputa entre Argentina y Gran Bretaña por las Islas Malvinas.

En la reciente Cumbre de las Américas, realizada en Colombia durante el fin de semana, Estados Unidos y Canadá se negaron a apoyar una declaración final acerca del reclamo argentino sobre el archipiélago, bajo control británico.

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano Nicolás Maduro le dijo a la televisión estatal el lunes por la noche que el gobierno del presidente Barack Obama mostró una "posición ambigua, debilucha, desleal absolutamente contra nuestro continente frente al tema de Las Malvinas".

Las tensiones entre Argentina y Gran Bretaña se han incrementado recientemente, especialmente cerca del aniversario de la invasión argentina a las Malvinas, islas que según el país sudamericano han sido ocupadas por Gran Bretaña durante mucho tiempo de manera ilegal.

Argentina ha buscado aislar cada vez más a las islas del Atlántico sur al prohibir el comercio, barcos y aviones por las aguas y el territorio vecino. Eso ha generado cierta escasez de productos en las islas.

El reclamo de Argentina por las islas, conocidas en Gran Bretaña como Falklands, se ha difundido en toda la región.

Mientras que Argentina considera que las islas son una colonia ilegal británica, el gobierno de Gran Bretaña dice que han sido durante mucho tiempo un territorio británico de gobierno propio.

Gran Bretaña, que controla las Malvinas desde 1833, envió fuerzas para la defensa de las islas cuando militares argentinos las invadieron el 2 de abril de 1982. La guerra de 74 días terminó cuando las fuerzas británicas echaron a las argentinas. En total, murieron 255 soldados británicos, 649 argentinos y tres isleños.

Venezuela también expresó el lunes su apoyo a Argentina con respecto a los planes de renacionalización de la compañía petrolera nacional YPF, controlada por la española Repsol, y la posterior reacción del gobierno español. Insinuó que el país europeo presiona al gobierno de la presidente argentina Cristina Fernández.

Venezuela también dijo el lunes en un comunicado que el gobierno del presidente Hugo Chávez rechaza "las amenazas e intento de intimidación que desde Europa se han formulado contra Argentina".

"Venezuela pone a disposición del gobierno y del pueblo argentino, toda la experiencia técnica, operativa, jurídica y política de la empresa nacional Petróleos de Venezuela para el fortalecimiento del sector público petrolero y la consolidación de su soberanía energética", agregó.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ha enviado una propuesta de ley al Congreso que le daría al país la propiedad mayoritaria de la compañía petrolera YPF al asumir el 51% de las acciones, y el control, actualmente propiedad de la española Repsol, una acción que podría causar una ruptura grave con España.

Venezuela, el mayor productor de petróleo de América Latina, ha forjado estrechos lazos con Argentina.

Fernández anunció la acción para poder controlar las reservas energéticas el lunes.

Asimismo, Maduro sugirió que Estados Unidos está perdiendo influencia con sus vecinos latinoamericanos al decir que los funcionarios estadounidenses se vieron desbordados por las muestras de apoyo de los líderes de la región hacia Cuba, ya que se opusieron firmemente a la postura de Washington en contra de la inclusión de Cuba en los asuntos del hemisferio durante la Cumbre de las Américas, que se realizó la semana pasada en Cartagena, Colombia.

"En Cartagena quedó evidenciado el aislamiento de Estados Unidos", dijo Maduro.

Estados Unidos insiste en que la nación caribeña de gobierno comunista debe estar vetada de la cumbre con 18 años de antigüedad.

Varias naciones latinoamericanas aseguran que boicotearán la siguiente reunión, lo que posiblemente obligaría su cancelación, si Washington no cambia de postura, aseguró Maduro.

"Yo pienso que si no es invitada Cuba, no va a haber más Cumbre de las Américas", vaticinó.