El presidente Sebastián Piñera reiteró su preocupación por un adelanto de la carrera presidencial dentro de las filas del oficialismo y pidió a sus ministros, tres de los cuales figuran como postulantes a su sucesión, postergar la disputa por la candidatura.

Piñera hizo el planteamiento durante una reunión con su gabinete ministerial la noche del lunes, y el vocero oficial, Andrés Chadwick señaló que, en cambio, el mandatario pidió a sus colaboradores a esforzarse por divulgar las acciones del gobierno.

Chadwick dijo que el mandatario les requirió "que sigámonos esforzando en ver cómo nuestras medidas estén siempre destinadas a mejorar la vida de una persona".

El llamado de Piñera a sus ministros se justificó en la necesidad de no despreocuparse de las tareas ministeriales cuando todavía faltan 19 meses para la elección presidencial. En la oportunidad el mandatario señaló su disposición a marginarse de la disputa por su sucesión. Y también les pidió a sus ministros esfuerzos para divulgar las obras de su gobierno.

Piñera mantiene una baja popularidad y el último sondeo lo mostró con una caída de 4 puntos, que lo dejó con un 29% de aprobación.

El ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, quien mantiene una alta aprobación desde que en 2010 como ministro de Minería encabezara el exitoso rescate de 33 mineros sepultados durante 70 días a 700 metros de profundidad, es uno de los que un sector del oficialismo postular para suceder a Piñera. Golborne es postulado por sectores de la Unión Demócrata Independiente, UDI, uno de los dos partidos gobernantes.

Golborne es, según diversas encuestas, el principal adversario en una elección presidencial de la ex mandataria socialista Michelle Bachelet, quien mantiene una alta popularidad pese a mantenerse alejada del acontecer político por el cargo como secretaria general de la ONU Mujer.

Bachelet aparece hasta ahora como la única carta con posibilidades de competir con éxito en la coalición de cuatro partidos de centroizquierda desplazada del poder por Piñera.

Pero el ministro de Economía, Pablo Longueira, uno de los fundadores de la UDI, recientemente manifestó también su pretensión de buscar la representación oficialista en la elección de noviembre del 2013 en una primaria de la coalición gobernante desde marzo del 2010.

El ministro de Defensa, Andrés Allamand, militante de Renovación Nacional, el partido de Piñera, es a su vez postulado por dirigentes partidarios.

Sectores de Renovación Nacional habían manifestado preocupación porque el gobierno estaría privilegiando la opción del titular de Obras Públicas en desmedro de Allamand. Pero en la reunión con el gabinete ministerial Piñera tranquilizó a los inquietos al señalarles su prescindencia, según informaron medios de prensa

Allamand fue llamado al gobierno a mediados del año pasado cuando ocupaba un cargo de senador y era visto como uno de los críticos de Piñera, con quien ha tenido periodos de amistad y enemistad.