Una actuación apasionante destaca este año en el Festival de Cine de Tribeca: la de Abbie Cornish como una madre soltera de Texas que, desesperada por dinero para recuperar la custodia de su hijo, acepta pasar inmigrantes mexicanos de contrabando por la frontera.

Papeles protagónicos fuertes como este no suelen escribirse frecuentemente para mujeres, pero este año Tribeca se jacta de tenerlos en cantidad. En la cinta "The Girl" de David Riker, que tendrá su debut mundial al estrenarse en el festival en competencia, la tensa y sudorosa actuación de Cornishs de una madre al borde carga con otros dos temas dominantes en la 11a edición de Tribeca: estrechez económica y mundos solapados.

"Me hizo renacer totalmente como actriz", dice Cornish, la actriz australiana de "Bright Star" y "Limitless". "Me sentí de nuevo como la primera vez. Sentí que estaba dando lo mejor de mí en todos los sentidos: como actriz, como colaboradora, como ser humano".

El festival de Nueva York fundado por Robert De Niro, Jane Rosenthal y Craig Hatkoff abre el miércoles con el ostentoso estreno de la comedia "The Five-Year Engagement", protagonizada por Jason Segel y Emily Blunt. Tribeca está salpicada de cintas comerciales del gusto popular, como la cinta de superhéroes "The Avengers", que cerrará el evento, y numerosas proyecciones al aire libre.

La pizarra, con 90 títulos este año, suele ser de las más variadas (y difíciles de definir) de los grandes festivales internacionales. Las selecciones de este año fueron hechas por un equipo relativamente nuevo que incluye a veteranos de Sundance y Cannes.

"Estas son historias que comienzan en un terreno familiar — territorios y géneros que siento sé hacia dónde van — y toma giros y direcciones que no anticipaba para nada", dice Geoff Gilmore, el director creativo de Tribeca Enterprises, quien programó por años el Festival de Cine de Sundance. "Y al final se sienten frescas".

Son historias llenas de actuaciones femeninas memorables.

"Lola Versus", una comedia neoyorquina del matrimonio Zoe Lister-Jones y Daryl Wein que se estrena comercialmente en junio, es una de las mejores vitrinas para Greta Gerwig, la actriz naturalista de "Greenberg" y "Damsels in Distress". Lister-Jones y Wein se inspiraron en sus propias experiencias (particularmente en las de Lister-Jones) para hacer un filme que ella dice muestra "lo que en verdad es ser una mujer soltera en Nueva York cuando una está rondando los 30".

"Más que nada, pensamos que debía haber una película con una mujer como protagonista porque muy pocas se sienten auténticas", dijo Wein. "Uno rara vez ve a una mujer (en el cine) que no se arrepienta de nada".

"Es un buen momento para las mujeres en el cine y estamos felices de ser parte de éste", agrega Wein, destacando "Bridesmaids" del año pasado y la nueva serie de HBO con Lena Dunham "Girls".

"Trishna", de Michael Winterbottom, es una adaptación de "Tess of the d'Urbervilles" de Thomas Hardy trasladada a la contemporánea Rajastán, India. Freida Pinto ("Slumdog Millionaire") tiene el papel titular como una campesina que se enamora de un empresario británico (Riz Ahmed).

En la invernal cinta negra "Deadfall", la caída de un hermano y una hermana en fuga (Eric Bana, Olivia Wilde) da paso a un trío de mujeres: Kate Mara, como una agente policial e hija del jefe de policía; Sissy Spacek como la madre de un boxeador ex convicto; y Wilde, como una hermana quizás demasiado dependiente.

Nancy Schaefer, directora ejecutiva del festival, dice ver películas en era de recesión que han "maximizado la creatividad": "En estos filmes suceden muchas cosas que le dicen a la gente que sea ingeniosa".

Al narrar la historia del vibrador, "Hysteria" ofrece otra perspectiva sobre el ingenio. La cinta dirigida por Tanya Wexler muestra la invención del dispositivo del placer por un médico en el siglo XIX (Hugh Dancy) conjuntamente con la rebelión de una joven feminista (Maggie Gyllenhaal, en un papel que le queda como hecho a la medida) en la Londres victoriana.

Muchas otras producciones no son sólo protagonizadas sino también dirigidas por mujeres.

"While We Were Here" de Kat Coiro es un drama en blanco y negro sobre una pareja casada (Kate Bosworth e Iddo Goldberg) que viaja a Nápoles, donde el personaje de Bosworth siente atracción por un joven estadounidense (Jamie Blackley). En "2 Days in New York" Julie Delpy da continuación a "2 Days in Paris", colocando graciosamente una relación (Chris Rock hace el papel del marido de Delpy) en el contexto de un lugar particular. En "Take This Waltz", la segunda película dirigida por la actriz Sarah Polley, Michelle Williams da vida a una joven esposa que cae en tentación.

Pero quizás el papel protagónico femenino más inusual este año en Tribeca es el de Rachel Mwanza como una niña soldado de 13 años atrapada en una revolución africana no especificada en "War Witch", del realizador canadiense Kim Nguyen.

"Cuando la encontramos vivía parte del tiempo con su abuela y parte del tiempo en la calle", dijo Nguyen, quien rodó el filme en el Congo. "La cinta le dio una pequeña oportunidad de salir de la calle".

Nguyen quiso hacer una película subjetiva desde la perspectiva de una niña soldado, a menudo adaptando la historia tras conversar con locales, como un sargento que terminó en el filme. Los actores jamás leyeron un guión, lo que le dio a "War Witch" un realismo extraordinario.

"Me di cuenta de inmediato que (Mwanza) tenía un talento inmenso", expresó el director de Montreal. "Cuando le pregunté cómo lo hacía, cómo podía explotar de la risa y ponerse a llorar con tanta naturalidad, sólo me dijo que pensaba en su pasado".

___

En Internet:

http://www.tribecafilm.com/festival/