Salvo su artillero Fred que será baja por lesión, Fluminense desplegará todo su poderío el miércoles en su visita ante el eliminado Arsenal de Argentina, ya que el conjunto brasileño quiere ganar ese duelo para asegurarse el primer lugar en el Grupo 4 de la Copa Libertadores.

Un triunfo dejará a Fluminense primero, pero si empata o pierde puede ser desplazado por Boca Juniors de Argentina si es que derrota ese mismo día como local a Zamora de Venezuela en la clausura de la llave.

Excepto el primer lugar, todo está definido: Fluminense (12 puntos) y Boca (10) están instalados en octavos de final, mientras que Arsenal (5) y Zamora (1) quedaron fuera de carrera.

La prioridad de los equipos en la Libertadores es pasar de ronda. Pero el siguiente objetivo es ganar el grupo ya que ello permite enfrentar luego a un conjunto inferior al menos en el puntaje y también definir el duelo como local.

Fred, con un problema muscular en su pierna derecha, no viajó con la delegación que entre otros integran figuras de la talla de Deco, Thiago Neves, Wellington Nem y Rafael Moura, todos ellos respaldados por el arquero Diego Cavalieri, según dijo el Fluminense.

"La Libertadores, principalmente contra equipos argentinos, sabemos que son juegos de mucha tensión", dijo Cavalieri al sitio oficial del Fluminense. "Lo más importante es que tenemos conciencia del valor de la victoria en este último partido".

El técnico de Arsenal, Gustavo Alfaro, dijo que desplegará una formación de suplentes, entre ellos el mediocampista chileno Gonzalo Espinoza, ya que su objetivo es ahora reservar energías para el Clausura argentino en el que su equipo marcha con dos puntos menos que los líderes Boca y Newell's Old Boys.

El partido se jugará desde las 19.30 (2230 GMT) en el estadio Julio Humberto Grondona y el árbitro será el uruguayo Roberto Silvera.