La economía de América Latina y el Caribe experimentará este año un crecimiento de 3,7% y de 4,1% en 2013, con lo cual se quedaría por debajo del 4,5% experimentado en 2011, según un pronóstico del Fondo Monetario Internacional difundido el martes.

El FMI describió como "prometedora" la perspectiva para los países latinoamericanos, varios de los cuales se han beneficiado la última década con los altos precios de las materias primas que exportan, gracias a la insaciable demanda de China e India.

Pero el organismo multilateral advirtió que tras un receso durante los últimos meses, la región ha comenzado a captar un creciente flujo de capitales con la consecuente presión alcista para las divisas locales y mantendrá este año una tasa inflacionaria promedio de 6,6%, superior a la meta.

Una revaloración de las monedas locales dificulta las exportaciones al encarecer el costo del producto.

"Crédito elevado y un aumento de importaciones sugiere que los riesgos de sobrecalentamiento no están completamente controlados y podrían resurgir si los flujos de capital recuperan niveles previos", indicó el organismo en su informe sobre perspectivas mundiales de crecimiento.

Según el FMI, las fluctuaciones recientes en flujos de capital "brindan un argumento sólido para que los gobiernos de la región continúen fortaleciendo sus políticas prudenciales y se aseguren de estar preparados para cualquier aumento o disminución en los flujos".

A la cabeza del pronóstico de crecimiento para 2012 se encuentra Perú con 5,5%, seguido de Bolivia con 5%, Colombia y Venezuela con 4,7%, Ecuador con 4,5%, Chile con 4,3% y Argentina con 4,2%.

El listado lo completan las naciones centroamericanas con 4%, México con 3,6%, Uruguay con 3,5%, Brasil con 3%.

El único país de la región donde el FMI pronostica un decrecimiento durante 2012 es Paraguay (-1,5, pero la proyección para 2013 en la nación sudamericana es la más elevada del continente, con 8,5%.

De acuerdo con el pronóstico para 2012, América Latina y el Caribe seguirá creciendo por debajo del 5,7% que alcanzará el total de las economías emergentes, encabezadas por el 8,2% en China (un punto porcentual menos que en 2011), tal como ha ocurrido desde la crisis financiera global del 2008.

Pero el continente también se mantendrá por encima de la tasa de crecimiento de 1,4% de las economías avanzadas, en parte principalmente a la contracción que se espera en España (1,8, Italia (1,9%) para un total en la zona euro de 0,3%.

El FMI estimó como limitado el riesgo de contagio a América Latina del alto endeudamiento público y raquítico crecimiento que aqueja a varias naciones europeas, no solo porque América Latina destina apenas el 10% de sus exportaciones totales al viejo continente, sino porque los bancos españoles operan principalmente subsidiarias financiadas con depósitos locales.

El FMI alertó que el riesgo alcista de la inflación es "particularmente agudo" en Venezuela, donde la inflación prevista para 2012 es la mayor en el continente con 31,6% y en Argentina, donde además de una inflación de 9,9% también hay un crecimiento importante del crédito.

El FMI emitió su informe al comenzar su reunión primaveral, prevista esta semana en la capital estadounidense.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como: https://twitter.com/.!/luisalonsolugo