Algunos de los candidatos al jurado en el nuevo juicio contra Roger Clemens creen que la pesquisa del Congreso estadounidense sobre el uso de esteroides en el deporte, en la que el ex pitcher alegadamente mintió, fue una pérdida de dinero.

Dos de esos candidatos ya sobrevivieron a la primera ronda de cortes en la selección del jurado, y el martes otro también lo hizo, a pesar que dijo que no sabe si fue apropiado que el Congreso investigara el uso de drogas para mejorar el rendimiento en los deportes.

Vestido con un traje oscuro y una corbata roja, el retirado lanzador estuvo en la audiencia sentado en la mesa junto con su abogado, y se le vio tomar notas y revisar algunos documentos.

El ganador de siete premios Cy Young enfrenta el segundo intento del gobierno por demostrar que le mintió a un comité de la Cámara de Representantes en una audiencia sobre el uso de drogas en los deportes en 2008. El primer intento en julio terminó en un juicio nulo cuando la fiscalía presentó evidencia inadmisible, después del testimonio de apenas dos testigos.

El hombre que puso en duda el martes el valor de la pesquisa congresional, un diseñador gráfico, también dijo que cree que el rey de jonrones de Grandes Ligas, Barry Bonds, utilizó sustancias para mejorar el rendimiento. Bonds fue hallado culpable el año pasado de un cargo de obstrucción de la justicia, por dar una respuesta evasiva a un jurado de investigación que le preguntó sobre el uso de drogas.

El hombre opinó que Bonds debió haber sido franco sobre el uso de drogas: "Era tan sencillo como dar la cara y ser valiente". Agregó que nunca consideró a Bonds como una persona íntegra.

Cuando el abogado de Clemens, Rusty Hardin, le preguntó si tenía una opinión similar de Clemens, el hombre respondió que lo veía de otra manera. Hardin lo consideró un "jurado ambivalente" y le pidió al juez Reggie Walton que lo descartara, pero el juez se negó.

El lunes, un candidato chileno dijo que le pareció "un poco ridículo" que el Congreso realizara audiencias sobre el uso de drogas en los deportes porque debería concentrarse en problemas mayores. Cuando le preguntaron si era una pérdida de tiempo y dinero que el Congreso realizara las audiencias sobre esteroides, respondió "sí".

De todas formas, al chileno — un ejecutivo de inversiones de un banco internacional — le pidieron que regresara.