Las tres viudas de Osama bin Laden y sus nueve hijos menores serán deportados el martes a la Arabia Saudí, casi un año después que comandos especiales de la Armada estadounidense mataron al cabecilla de al-Qaida en su refugio del noroeste de Pakistán, dijeron abogados de la familia.

Los familiares fueron detenidos por las autoridades paquistaníes inmediatamente después de la redada efectuada antes del amanecer del 2 de mayo en Abotabad. Los comandos estadounidenses los dejaron ir, pero se llevaron el cadáver de bin Laden, que posteriormente sepultaron en alta mar.

Los familiares fueron interrogados por los funcionarios paquistaníes y acusados el mes pasado de entrar y vivir ilegalmente en el país. Fueron convictos el 2 de abril y sentenciados a 45 días de prisión, reconociendo como parte de la pena el mes que pasaron entre rejas. Esa pena, que pasaron bajo arresto domiciliario en una cómoda vivienda de Islamabad, concluyó el martes.

Las autoridades paquistaníes dijeron muy poco en público sobre la familia, planteando dudas de por qué fue detenida durante tanto tiempo.

Algunos conjeturaron que Pakistán teme que la información de las viudas describiera cierto grado de colaboración oficial para ocultar a bin Laden. El refugio de Abotabad, en el que vivió durante seis años, se encontraba a un kilómetro (media milla) de una de las principales academias militares de Pakistán.

El gobierno paquistaní niega haber conocido el paradero del cabecilla terrorista, y Estados Unidos indicó que no hay pruebas de que las autoridades paquistaníes supieran que se ocultaba en Abotabad.

Empero, los detalles del caso fueron filtrados a los medios de comunicación cuando fue interrogada una de las viudas de bin Laden, lo que planteó dudas de que pudiera vivir tanto tiempo en el país sin levantar sospecha alguna.

Amal Ahmed Abdel-Fatah al-Sada dijo que el jefe de al-Qaida vivió en cinco casas durante nueve años mientras se encontraba prófugo en Pakistán y que tuvo en ese periodo cuatro hijos, dos de ellos nacidos en hospitales del gobierno paquistaní.

Dos de las viudas son de Arabia Saudí, y la tercera, al-Sada, de Yemen.

El abogado de la familia de bin Laden, Mohammed Amir Khalil, dijo a The Associated Press que tomarían un avión la medianoche del martes con rumbo a la Arabia Saudí.