El sector fabril estadounidense bajó en marzo debido a la contracción de la industria de productos electrónicos, siderurgia y otros metales. Empero, la reducción estuvo precedida por tres meses de sólidos avances en este campo.

La Reserva Federal dijo el martes que la producción fabril bajó un 0,2% el mes pasado. Sin embargo, en los primeros tres meses de este año, la producción fabril aumentó a un ritmo anual del 10,4%. El avance estuvo encabezado por un aumento de casi el 40% en la producción de vehículos a motor y repuestos.

La producción fabril general no varió en marzo, el segundo mes consecutivo de estancamiento. Un aumento del 1,5% en el sector de servicios públicos fue anulado por la debilidad en el sector fabril. Además, la producción en las minas del país creció un 0,2%.

Los economistas restaron importancia a la contracción del sector fabril en marzo, y destacaron que en febrero la producción de las fábricas fue revisada en alza frente a un cálculo inicial del 0,3% al 0,8%.

"La desaceleración en el sector fabril es hay que hay que seguir vigilando, aunque dado el nivel de recuperación, no es sorprendente una pausa", dijo el economista Joel Naroff, de la firma Naroff Economic Advisors.

El sector fabril representa el mayor segmento de la producción industrial. Ha crecido un 18% desde junio del 2009 y sigue siendo apenas inferior al 6,4% respecto a la proporción alcanzada en diciembre del 2007.