Un grupo de vacas que murieron congeladas en una vieja cabaña de guardabosques en las montañas Rocallosas se ha convertido en un desafío para las autoridades forestales: Al congelarse, las vacas formaron un bloque de hielo sólido y podría requerirse de explosivos para sacarlas del lugar.

Los cadáveres fueron descubiertos por dos cadetes de la Academia de la Fuerza Aérea que ascendieron por la nieve hasta la cabaña a finales de marzo. Los guardabosques creen que los animales buscaron refugio durante una nevasca y quedaron atrapadas al no poder hallar la salida.

La cabaña se ubica cerca de unas fuentes termales de la región de Maroon Bells-Snowmass Wilderness, unos 15 kilómetros (9 millas) arriba de Aspen.

Michael Carroll, portavoz de la Sociedad para la Vida Silvestre en Colorado, dijo que el ganado puede pastar en terrenos federales si los ganaderos tienen permiso del Servicio Forestal, y a veces los animales se separan de su hato.

El Servicio Forestal dijo el martes que los animales pertenecen a un hato de 29 cabezas de ganado que se reportó desaparecido el año pasado en el vecino Bosque Nacional Gunnison, donde su propietario tenía permiso.

El portavoz del Servicio Forestal Brian Porter dijo que los guardabosques vieron seis vacas dentro de la cabaña, y varias más muertas alrededor de la construcción.

"Hay mucha nieve, es difícil determinar cuántas vacas hay ahí", dijo Porter.

El portavoz del Servicio Forestal federal Steve Segin señaló que es necesario decidir pronto cómo deshacerse de los cadáveres.

"El tiempo es esencial porque no queremos que se descongelen", dijo Segin.

A las autoridades les preocupa la contaminación del agua en los manantiales cercanos si las vacas comienzan a descomponerse durante la temporada de deshielo, dijo Segin.

Las opciones: usar explosivos para separar a las vacas, quemar la cabaña o usar helicópteros o camiones para trasladar los cadáveres.

Segin dijo que los helicópteros son demasiado caros y que los camiones podrían alterar el hábitat natural. El Servicio Forestal usa explosivos ocasionalmente para destruir cadáveres de animales que no se pueden recuperar, agregó.

___

Con información de Aspen Daily News: http://www.aspendailynews.com