El Partido Republicano anunció el lunes que a fines de mes habrá contratado directores de campaña para el voto hispano en seis estados claves, en un esfuerzo que calificó como "nunca antes visto".

La directora de la campaña nacional para captar el voto hispano en el Comité Nacional Republicano (RNC por sus siglas en inglés) Bettina Inclán, identificó a los nuevos directores como Lizbeth Norris-Cohen en Colorado, Pablo Pantoja en Florida, Elsa Barnhill en Nevada, Paulo Sibaja en Nuevo México, Neri Martínez en Carolina del Norte y Jeyben Castro en Virginia.

Inclán dijo a periodistas que la misión de los directores estatales será presentar un mensaje en inglés y en español a las comunidades hispanas a través de sus dirigentes y las redes sociales para captar la mayor cantidad posible de votantes hispanos, poniendo énfasis en el impacto de las políticas económicas del presidente demócrata Barack Obama.

Inclán mencionó como ejemplo que la comunidad hispana padece una tasa de desempleo superior a la población general estadounidense.

Los estadounidenses "no ganan la cantidad de dinero que necesitan, la gasolina sigue subiendo. No hay nada en la dirección apropiada que este presidente pueda mostrar", dijo el presidente del RNC Reince Priebus.

"Necesitamos comunicar efectivamente información. Esto fue lo que el presidente prometió, y esto lo que cumplió. Si podemos lograr eso en cuanto a creación de empleos y reforma migratoria, si podemos presentar la información de manera efectiva, ganaremos. Esa es nuestra meta", señaló.

Pierce rehusó especificar el presupuesto que será asignado a los esfuerzos por el voto hispano en estos seis estados, y lo calificó como "sustancial". Dijo además que no consideraron necesario contratar un director para el voto hispano en Arizona porque es un "estado republicano", aunque advirtió que "no lo ignoraremos".

Obama obtuvo el 67% del voto latino frente a su rival republicano John McCain en 2008. Ahora que el aspirante presidencial republicano Mitt Romney ha mostrado preferencia por políticas restrictivas respecto a los 11 millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos sin la debida documentación, la campaña de Obama espera repetir el apoyo sustancial de entre los más de 20 millones de hispanos inscritos en el registro electoral.

Un sondeo realizado a comienzos de año por la universidad estadounidense Quinnipiac concedió a Obama 58% de preferencia entre votantes hispanos, y 35% a Romney.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como: https://twitter.com/.!/luisalonsolugo