La NBA le otorgó a Nueva Orleáns la sede del Juego de Estrellas 2014, decisión anunciada luego que el dueño de los Saints — el equipo de la NFL — adquirió la franquicia de básquetbol de los Hornets y aceptó prolongar el contrato de alquiler de una arena en la ciudad.

El comisionado de la NBA David Stern hizo el anuncio el lunes junto a Benson y el gobernador de Luisiana Bobby Jindal.

Stern declaró que el Juego de Estrellas es un premio a la ciudad y el estadio por las gestiones que hicieron para facilitar que los Hornets permanecieran en Luisiana a largo plazo. Benson pagó casi 338 millones de dólares por el equipo.

El Juego de Estrellas 2013 se disputará en Houston.