Twitter está cambiando el periodismo en las cortes, desmenuzándolo en reportes minúsculos que toman forma tan rápido como un reportero puede teclear 140 caracteres en un teléfono. Y eso está creando tensión entre periodistas y jueces que temen que tuitear pueda amenazar el derecho de todo acusado a un juicio justo.

El asunto fue resaltado por la decisión de una corte de Chicago de prohibir a todos tuitear en el próximo juicio a un hombre acusado de matar a la familia de la cantante y actriz Jennifer Hudson.

Los reporteros insisten en que tuitear es esencial para proporcionar información puntual conforme se imparte justicia.

El juez Charles Burns teme que un febril tuiteo pueda distraer a los miembros del jurado cuando inicien los testimonios el próximo lunes. Un vocero dijo que tuitear "arrebata la dignidad de una sala de tribunal".

El juez permitirá a los reporteros enviar correos electrónicos periódicamente con sus teléfonos celulares.