Con un gol del argentino Franco di Santo, Wigan protagonizó una nueva sorpresa en la liga Premier inglesa al vencer el lunes 2-1 a Arsenal.

Wigan, que en la fecha anterior derrotó al líder Manchester United, sumó tres puntos vitales para alejarse de la zona de descenso.

Arsenal necesitaba el triunfo para consolidarse en el tercer lugar de la tabla, pero no pudo recuperarse tras los goles de Wigan en los primeros ocho minutos.

Di Santo abrió la cuenta a los siete minutos y el español Jordi Gómez aumentó casi de inmediato.

Thomas Vermaelen descontó a los 21, pero Wigan supo contener los embates del local para llevarse un triunfo que le permite respirar en la lucha para salvarse del descenso, al distanciarse cinco puntos de la zona fatídica.

"Hemos pasado por malos momentos y hemos tenido que perseverar juntos para mantenernos fuertes como grupo", dijo el capitán de Wigan Gary Caldwell, cuya marca pegajosa mantuvo a raya a Robin van Persie, el máximo goleador de la Premier esta temporada. "Aún falta mucho y la pelea en el fondo de la tabla será muy intensa".

El equipo dirigido por Roberto Martínez sorprendió 1-0 al Man United el pasado lunes y derrotó como visitante a Liverpool en el último mes.

La única derrota de Wigan desde comienzos de marzo fue de visita a Chelsea, que anotó dos goles que debieron haber sido anulados por posición adelantada, incluyendo el de la victoria en los descuentos.

En el caso de Arsenal, esta fue su primera derrota como local desde el 22 de enero y la misma abre el portillo para otros tres equipos que pujan por un par de plazas que faltan por definir para la próxima Liga de Campeones.

Tottenham y Newcastle, que comparten el cuarto puesto, quedaron a cinco puntos debajo de Arsenal. Chelsea, sexto en la tabla, se encuentra dos unidades atrás. Los tres tienen cinco partidos pendientes, mientras que a Arsenal le faltan cuatro duelos.

"No estuvimos finos. No se entiende el por qué", dijo el técnico de Arsenal Arsene Wenger.