Un grupo de individuos armados mató el lunes a tiros a cuatro agricultores chiíes que trabajaban en un huerto al norte de Bagdad, dijeron las autoridades policiales iraquíes.

Los agresores descendieron de dos vehículos y dispararon contra los agricultores que polinizaban palmeras datileras en la aldea de Rashidiya, predominantemente suní, de acuerdo con las fuentes.

El funcionario de un hospital dijo que otros cuatro agricultores resultaron heridos en el ataque.

Todas las fuentes solicitaron el anonimato porque no estaban autorizadas a hacer declaraciones a la prensa.

Insurgentes suníes atacan con frecuencia a civiles chiíes o fuerzas de seguridad leales al gobierno y que dirigen personalidades de esa comunidad.

Se sospecha que los motivos de estas acciones de violencia incluyen socavar la autoridad del gobierno, venganzas o reactivar la lucha sectaria en el país.