Tres personas resultaron heridas al estallar una bomba en una ciudad del norte de Nigeria, dijeron testigos, el mismo lugar que fue atacado en enero por combatientes de una secta islamista.

El ataque tuvo lugar el domingo por la noche en un vecindario cristiano de Kano, la principal ciudad del norte nigeriano, habitado por una mayoría musulmana.

Un portavoz militar dijo que el ataque no dejó heridos, pero testigos locales afirmaron que tres personas sufrieron heridas.

Al parecer la bomba estaba oculta dentro de una lata de bebida. El lugar fue escenario de un ataque de integrantes de la secta Boko Haram quienes lanzaron varios explosivos.

En el ataque de enero murieron 185 personas.

El grupo Boko Haram libra una cruenta guerra contra el débil gobierno central de Nigeria en un esfuerzo por implantar la ley sharía en la nación multiétnica de más de 160 millones de habitantes. Asimismo trata de dar libertad a los miembros de su secta en prisión.