El papa Benedicto XVI festejó el lunes su 85to cumpleaños acompañado de su hermano, varios obispos y una banda de música que acudió al Vaticano desde su nativa Baviera.

El cardenal Angelo Sodano felicitó al Santo Padre en su onomástica en nombre del Colegio Cardenalicio que eligió a Benedicto XVI, y dio la bienvenida a los ordinarios bávaros a la "fiesta familiar" en el Palacio Apostólico.

Sodano, que habló en latín, deseó a Benedicto XVI "muchos años de felicidad", sentimiento compartido en las felicitaciones enviadas por la canciller alemana Angela Merkel, la reina Isabel II y el presidente italiano.

El cumpleaños del lunes es el primer festejo de una semana muy emotiva para Benedicto XVI: el jueves será el séptimo aniversario de su ascensión al trono de Pedro y el 24 de abril el aniversario del comienzo de su pontificado.

Pese a su edad y crecientes achaques de salud — ocasionalmente ha tenido que apoyarse en un bastón — Benedicto XVI disipó de raíz las conjeturas de una posible renuncia. El domingo pidió la ayuda de las plegarias de los fieles y fuerzas "para cumplir la misión que me encomendó el Señor".

Benedicto XVI recibió por adelantado un regalo de cumpleaños: un libro con 20 ensayos escritos por alemanes destacados que reflexionan sobre su papado, entre ellos uno del as del fútbol alemán Franz Beckenbauer, que recordó haber conocido al Papa unos pocos meses antes de que fuera disputada en Alemania la coma mundial del 2006.

Según Beckenbauer, ambos difirieron sobre la forma en que se encontraba la selección alemana, aunque el Papa sugirió que era "muy buena". "No compartí esa idea; y le dije que por lo menos iba camino de ser buena".

"Sonrió benévolamente", recordó Beckenbauer.

El libo fue coordinado por el veterano secretario de Benedicto XVI, monseñor Georg Gaenswein. En una entrevista otorgada el lunes al diario italiano La Repubblica, Gaenswein dijo que el Papa es con frecuencia malentendido y debería ser conocido como una persona de gran valor.

"El Papa alemán no teme los temas delicados o los enfrentamientos por el bien de la Iglesia y los fieles", agregó.