Otro incremento en los costos del préstamo en España afectan los mercados mundiales el lunes en medio de temores de que una de las más grandes economías europeas pueda necesitar en algún momento un recate financiero.

El petróleo de referencia declinaba a casi 102 dólares por barril. El dólar se fortaleció frente al euro y cayó frente al yen.

Las acciones en Europa abrieron mixtas. El índice FTSE 100 británico caía 0,5% a 5.679,95 unidades. El DAX de Alemania ganaba 0,2% a 6.595 puntos y el francés CAC-40 ganaba 0,4% a 3.201,57.

Wall Street se dirigía a una apertura a la alza, con el promedio industrial Dow Jones de futuros arriba 0,2% a 12.816 y el S&P 500 de futuros también 0,2% por arriba a 1.367,70 unidades.

En Asia, la mayoría de las bolsas cayeron. El Nikkei japonés perdió 1,7% para cerrar en 9.470,64, dañado por el fortalecimiento del yen. El Kospi surcoreano bajó 0,8% a 1.992,63 unidades luego de que el Banco de Corea redujo su previsión de crecimiento económico para 2012 a 3,5%, de un estimado de diciembre de 3,7%, reportó la agencia de noticias Yonhap.

Hang Seng de Hong Kong se puso 0,4% abajo a 20.610,64 y el S&P/ASX 200 australiano perdió 0,5% a 4.302,30. Los puntos de referencia en Singapur, Taiwán e Indonesia también cayeron.

Las acciones en China continental bajaron, con el índice de Shanghai perdiendo 0,1% a 2.357,03 puntos y el índice de Shenzhen 0,2% abajo a 949,23 unidades.

Las preocupaciones más recientes en Europa se concentran en España e Italia. El rendimiento de los bonos del gobierno español a 10 años subió la semana pasada a 5,93%, y en Italia se incrementó a 5,52% — señales de que la confianza del inversionista se está diluyendo.

Eso significa que esos países tendrán que pagar más para poder conseguir dinero prestado y forzar más recortes en el gasto del gobierno. Eso podría dificultar el crecimiento necesario para sacar a las pequeñas economías europeas de una importante carga de deuda.

En tanto, información del viernes mostró que la economía china creció a un ritmo de 8,1% en el período de enero a marzo, el menor crecimiento en casi tres años. Eso comparado con el 8,9% de crecimiento en el cuarto trimestre del año anterior.

Sin embargo, algunos analistas dijeron que la cifra estaba acorde con las expectativas del gobierno y que no se debería esperar que la segunda economía mundial reporte importantes crecimientos en una época en que las economías de todo el mundo están en desaceleración.