Líderes de gobiernos, empresarios, académicos y miembros de la sociedad civil analizarán a partir del martes los potenciales financieros y comerciales de América Latina, una región que ha mostrado una estabilidad mayor respecto a otras zonas como Europa.

El balneario de Puerto Vallarta, en el Pacífico mexicano, albergará el martes y miércoles el séptimo Foro Económico Mundial en Latinoamérica y al cual asisten cinco presidentes, entre ellos el español Mariano Rajoy que enfrenta tanto un entorno económico interno adverso como una disputa externa tras el anuncio de Argentina de expropiar las acciones de una empresa petrolera en poder de la española Repsol.

Durante los dos días del foro, que girará bajo el tema de "La transformación regional en un nuevo contexto global" se espera la asistencia de más de 900 figuras regionales y globales de cerca de 70 país.

Rajoy tiene previsto participar el martes en una mesa sobre las respuestas que se dan en un clima de recesión económica y cómo Latinoamérica podría apoyar al desarrollo global, en un encuentro en el que también se espera la asistencia del presidente mexicano Felipe Calderón, el panameño Ricardo Martinelli y el mandatario de Surinam, Desire Bouterse.

El Foro Económico Mundial ha elogiado la estabilidad financiera mostrada por América Latina, una región que según el Fondo Monetario Internacional podría crecer un 3,6% al cierre del 2012, mientras que para el mundo entero la proyección del organismo es de un 3,3%.

El mundo ha mantenido en los últimos meses la atención en Europa, que enfrenta una crisis de deuda que ha llevado a algunos países como Grecia a recurrir a rescates internacionales.

Ahora, las preocupaciones se han centrado más en España, el último país en sufrir las consecuencias de una alta deuda gubernamental que ha padecido el viejo continente.

En el foro económico de Puerto Vallarta se espera que Rajoy aborde la situación de Europa y de su país.

A lo largo de la reunión se espera abundar el aumento de las capacidades de la región y cómo retornar el equilibrio para lograr una recuperación económica mundial.

También se espera la participación del presidente de Guatemala, Otto Pérez, quien en las últimas semanas ha estado en los reflectores por un llamado a los mandatarios del continente a analizar la legalización de las drogas.

Pérez llegará a México después de su participación en la Cumbre de las Américas en Cartagena, donde los jefes de Estado dieron un mandato a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para que comience el análisis sobre la política de la lucha contra las drogas.

Al término del Foro Económico Mundial, los ministros de Economía y Comercio del G20 sostendrán un encuentro en el mismo balneario de Puerto Vallarta para analizar los beneficios y oportunidades de los aspectos comerciales.

México es el actual presidente del G20, que reúne a las principales naciones industrializadas y en desarrollo.