El presidente francés Nicolás Sarkozy pidió el domingo que se debata la expansión del papel que desempeña el Banco Central Europeo para permitirle abordar el fomento del crecimiento económico.

El mandato actual del banco es mantener controlada la inflación. Algunos economistas lamentan que este enfoque haya acotado su capacidad de respuesta a la crisis de deuda del continente.

En contraste, la Reserva Federal de Estados Unidos tiene una misión dual: cuidar la inflación y fomentar el crecimiento.

El rival de Sarkozy en las próximas elecciones presidenciales ya ha pedido la expansión de las funciones del banco.

El presidente francés dijo que ya era hora de debatir una misión ampliada de BCE.

"Si el banco central no apoya el crecimiento, no tendremos suficiente crecimiento", dijo el mandatario ante simpatizantes durante un mitin político.