Uno de los milicianos capturados en el más reciente ataque insurgente en Kabul y en otras tres ciudades dijo a las autoridades que el grupo Haqqani, vinculado a al-Qaida, perpetró el ataque que duró 17 horas, informó el lunes un funcionario afgano.

El ministro del Interior, Besmila Mohammadi, dijo a los periodistas que 36 insurgentes murieron en una serie de ataques en Kabul y en otras tres ciudades del este afgano. El titular indicó que otro insurgente, que fue arrestado en la provincia de Nangarhar, confesó a la policía que la red Haqqani, con sede en Pakistán, lanzó el ataque.

Mohammadi añadió que ocho efectivos de seguridad murieron y otros 40 resultaron heridos. Afirmó que tres civiles murieron y otros 25 sufrieron heridas.

La capital despertó el lunes en un segundo día de explosiones y andanadas de artillería, con fuerzas gubernamentales afganas tratando de derrotar a milicianos parapetados en un edificio en el centro de la capital y otro cerca del parlamento.

Al amanecer, soldados dispararon lanzagranadas contra un edificio en el centro de la ciudad donde los milicianos iniciaron su ataque el domingo en la capital y otras tres ciudades. El ataque del talibán, el más complejo y arrojado en años, duró 17 horas.

Los combates habían amainado para las 7 a.m., pero aún se escuchaban disparos esporádicos cerca del edificio del parlamento.

El Talibán inició sus ataques casi simultáneos contra embajadas, edificios del gobierno y bases de la OTAN a la 1:30 de la tarde del domingo, diciendo que eran en respuesta a recientes declaraciones de la OTAN de que la milicia estaba debilitada.

Las autoridades dijeron que un policía y al menos 17 milicianos murieron en los ataques, que el Talibán y sus aliados no están derrotados y resaltaron los retos de seguridad que enfrentan las fuerzas gubernamentales con la salida gradual de las tropas estadounidenses y de la OTAN. la mayoría de las tropas internacionales deberán salir del país para el final del 2014.

Las embajadas estadounidense, alemana y británica y algunos edificios de la coalición y del gobierno afgano fueron blanco de fuego directo e indirecto, indicó el teniente coronel Jimmie Cummings, portavoz de la coalición.

Residentes locales cerca del edificio del parlamento dijeron que el tronar de granadas y disparos sacudió el barrio desde la noche hasta la mañana.

El portavoz del Ministerio del Interior Sediq Sediqi dijo que los milicianos tomaron posiciones en un edificio en construcción cerca del parlamento. Algunos legisladores agarraron armas y comenzaron a combatir cuando los milicianos dispararon contra el edificio parlamentario el domingo.

Residentes locales reportaron disparos y explosiones el lunes por la mañana, pero Sediqi dijo que el enfrentamiento de los milicianos con las fuerzas afganas de seguridad había acabado.

___

Los redactores de la Associated Press Deb Riechmann, Patrick Quinn y Amir Shah en Kabul, Jill Lawless en Londres y Geir Moulson en Berlín contribuyeron a esta nota.