Tener a Andre Ethier y Matt Kemp jugando bien desde el principio ha sido de ayuda para que los Dodgers de Los Angeles tengan el mejor arranque de campaña en las Grandes Ligas. Y tener a Ted Lilly de nuevo en la rotación sólo puede hacer que mejoren.

Lilly debutó el sábado en la temporada con pelota de dos imparables en siete entradas al regresar de la lista de lesionados, mientras que Matt Kemp sonó un par de jonrones de dos carreras y Andre Ethier también pegó de cuadrangular para que los Dodgers apalearan 6-1 a los Padres de San Diego.

Los Dodgers, que en la temporada anterior debieron ganar 25 de sus últimos 35 partidos para terminar apenas tres juegos arriba del promedio de .500, ahora lideran las mayores con un empiezo de 8-1 — el mejor que han tenido desde comenzaron la campaña de 1981 con 9-1 y la terminaron con el título de la Serie Mundial.

"Me he sentado a ver muchos partidos y ha sido un esfuerzo colectivo. Por lo que fue bueno salir aquí por primera ocasión desde la lesión y aportar a lo que hemos estado haciendo en los pasados ocho encuentros", dijo Lilly. "Espero tener unos 30 o más como este para el año".

Los únicos imparables que permitió Lilly fue un sencillo productor en el primer episodio por parte del venezolano Jesús Guzmán y un hit dentro del cuadro en la sexta entrada por Chase Headley.

"Durante la mayor parte (del encuentro) lanzaba el primer strike haciéndolos abanicar temprano y luego abría la zona", dijo Lilly. "Me sentía como si me hubiera podido quedar ahí, pero tenemos a un par de compañeros que podían jugar algunas entradas".

Lilly (1-0), cuya temporada fue demorada por tortícolis, ponchó a cuatro y le cargaron una carrera sucia. El zurdo, con una veteranía de 14 años, finalizó la temporada pasada con foja de 12-14 y un promedio de 3.97 en efectividad después de ganar cinco de sus últimas seis aperturas.

"Definitivamente es importante para nosotros", dijo Kemp. "Es una parte importante de nuestra rotación y lo vamos a necesitar el resto del año. Mientras se mantenga saludable, sé que él saldrá al montículo y peleará por nosotros. Es un tipo que va a cumplir con el trabajo y tenemos fe en él".

En tanto, luego de un buen entrenamiento en primavera, Phil Hughes de los Yanquis parecía listo para otra buena temporada.

Y después los partidos empezaron a contar.

Hughes pasó problemas el sábado en Nueva York, mientras que Albert Pujols y sus compañeros despertaron con los bates y los Angelinos de Los Angeles derrotaron 7-1 a los Yanquis de Nueva York.

"Es difícil. Llegué al campo de entrenamiento y me sentía bien con mi juego", dijo Hughes. "Dejamos el campo de entrenamiento y las cosas no han salido como yo querría. Pero tengo que seguir trabajando duro y conseguir que las cosas funcionen".

Del otro lado, C.J. Wilson logró salir de problemas constantes y venció a los Yanquis por primera ocasión en su carrera. Howie Kendrick, Chris Iannetta y Vernon Wells batearon cuadrangulares para ayudar a los Angelinos a cortar una cadena de tres derrotas seguidas y parar en cuatro la racha ganadora de Nueva York.

En otros partidos de la Liga Americana: Texas venció 6-2 a Minnesota; Boston 13-5 a Tampa Bay; Baltimore 6-4 a Toronto; Chicago 5-1 a Detroit; Cleveland 11-9 a Kansas City (10 innings); y Seattle 4-0 a Oakland.

En la Liga Nacional: San Luis venció 5-1 a Chicago; Washington 4-1 a Cincinnati; Nueva York (Mets) 5-0 a Filadelfia; Houston 5-4 a Miami; Atlanta 2-1 a Milwaukee; Colorado 8-7 a Arizona; y San Francisco 4-3 a Pittsburgh.