fuerzas afganas con apoyo aéreo de la OTAN están en su tercer día de ofensiva en contra de la provincia noreste que sirve como importante ruta de abastecimiento insurgente desde Pakistán.

El portavoz de la provincia de Nuristan Mohammad Zareen dijo el sábado que casi 30 insurgentes han muerto y al menos unos 30 han resultado heridos en la operación que empezó el jueves por la noche en el distrito de Kamdesh, semillero de la insurgencia en el noreste de Afganistán.

Agregó que las fuerzas apoyadas por el gobierno intentan evitar que la región sea utilizada como importante ruta de abastecimiento para los insurgentes en el este y prevenir que los milicianos crucen la frontera.

Un policía afgano y una mujer murieron en el tiroteo. Al menos cuatro soldado afganos y una mujer afgana resultaron heridos.