El gobierno alemán dijo que investiga un reporte de que armamento en camino para el régimen sirio fueron embarcados en un navío de propiedad alemana.

El semanario Der Spiegel reportó el sábado que el Atlantic Cruiser fue detenido en el Mediterráneo luego de que los dueños fueron advertidos de que se sospechaba que transportaba equipo militar iraní hacia Tartus, Siria.

Der Spiegel citó un agente de carga Torsten Lueddeke de C.E.G. Bulk Chartering, con sede en Hamburgo, decir: "Detuvimos el navío luego de recibir información de que transportaba armamento".

Agregó que el barco fue fletado a la compañía White Whale Shipping, con sede en Ucrania, y ellos dijeron que el barco transportaba equipo de bombeo y similares.

Ni C.E.G. o los dueños del barco pudieron ser localizados de inmediato. El Ministerio de Economía alemán dijo que investiga todos las posibles violaciones al embargo, aunque todavía no tenía detalles sobre el caso.